domingo, 10 de agosto de 2008

¿Qué tipo de padre seré?

La espera de nuestro hijo es un tiempo entrecortado en el que lo cotidiano nos salpica sin el mandilón puesto. Son momentos más o menos difíciles pero siempre con la rabia contenida de lo que no llega, y que obliga a realizar tantas reflexiones sobre uno mismo, que la autoestima pide pasaporte y se despide hasta que le prohibimos marcharse.

En una de éstas, tras leer El Blog de Pau y Mese, http://paulaymeseret.blogspot.com/2008/08/cuantos-tipos-de-padre-hay.html donde describía con mucha ironía algunas tipologías de “padre” que se pueden encontrar en los parques infantiles, me invadió el vértigo y cuando mi mujer me preguntó: ¿Qué tipo de padre serás tú?, estuve a punto de salir corriendo para buscar un psicoanalista de guardia que me aclarase un poco las ideas. No bebo alcohol habitualmente, pero antes de contestarle me hubiesen venido bien un par de ”tospiros” ipso facto.

Y por estas y desde entonces, siempre que conduzco solo, voy imaginando –Pau, yo soy Piscis…, Piscis- el tipo de padre que seré. Y claro, como me veo besando a mi bebé recién llegado del tajo con la corbata puesta, pues me veo “Padre Traje”…, pero como odio profundamente tener que vestir formal y lo sustituyo por ropa del Decathlon el fin de semana, pues también me veo “Padre disfrazado”. ¿Y quién no desea ser el padre que está ahí cuando se necesita? Pues también me imagino veloz con los kleenex, y con toda la paciencia y aguante que necesitan los padres de los niños que conozco. ¿Padre Comodín, entonces?
¿Y qué pasará con los días que regrese atacado, o amanezca tan cansado que no me soporte ni a mí mismo? ¿Seré entonces Padre Comodón? ¿Será entonces posible distinguir lo urgente de lo importante? ¿Puede la responsabilidad de padre disipar la flojera a que obligan los días más difíciles? Al menos me veo luchando por ello. Desde luego no seré el “Papá Comodón” que se gire únicamente para ver las tetas prominentes de una que pasa, porque tengo la seguridad de que las más bonitas son las de mi mujer…, desde luego, entre otras virtudes menos carnales.

Pero por más que miro, no me veo como “Súper-Padre”, ya que nunca me he visto como “Super-Nada”. Lo cierto es que dudo que realmente existan los super-padres o las super-madres, pero reconozco que es fácil distinguir entre un padre que lo es y otro al que parece que le ha tocado serlo.

Me considero un curioso aprendiz permanente, y lo reconozco, disfruto viendo y aprendiendo cosas nuevas. Espero aprender a ser padre, padre-traje o padre-disfrazado o padre-loquesea. Por lo de ahora, tan sólo me gustaría que cuando mi hijo sea adulto tenga la misma sensación que tengo yo de mi padre, que ha sido y es el mejor que he podido tener. Y para eso, ayuda bastante una receta que él me ha enseñado: Saberse dar.
Rafa

4 comentarios:

  1. Anónimo11/8/08

    Joderrrrr Rafa (perdón por el taco,pero es inevitable),si eres capaz de hablar así,de reflexionar así,de pensar todas esas cosas tan bonitas sobre tu padre,y de plantearte tantas dudas sobre tu futuro hij@,eres un super padre,tenlo claro!!!
    Haberlos,haylos,y lo sé por que tengo amigos que son exactamente así,de todas formas,puedes relajarte,que tampoco hay que ser un super padre las 24 horas del día...
    En el fondo,todos los padres son super válidos,igual que lo somos las mamás...y yo no soy quien para juzgar a nadie...aún que me ha subido la moral tremendamente el haberos comido el tarro a todos con mi discurso,jejjj,pero...no muchos hombres afrontan la paternidad -biológica o adoptiva-con esa sensatez que supone el reflexionar como tú lo haces,por ello,te felicito de corazón.
    Millones de besos desde vigo pareja,vuestro hij@ va a ser muy afortunado.
    pau y mese

    ResponderEliminar
  2. Hola chicos ,leyendo el blog de Marijo,os eh encontrado,y os eh añadido a mi blog espero que no os moleste.
    Referente a que clase de padre seras,creo que es dificil yo intento ser una super mama como dice mi blog ,pero es muy difícil
    EMI

    ResponderEliminar
  3. Encantados de que nos incluyas en tu blog, no conocíamos el tuyo ... te incluímos, vaya nena más guapa tienes!!! Felicidades Supermamá.
    Paloma (al teclado)y Rafa

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12/8/08

    Hola Paloma, Hola Rafa!!:
    Enhorabuena por el blog...y gracias por dejarnos entrar tan en lo profundo...
    Pues a mí no me gustan nada las categorizaciones, ni los prototipos...yo creo que hay tantos padres y madres como personas.
    Y que la "catadura" de cada cual lo da la capacidad de amor, la voluntad puesta en ese trabajo y las ganas de disfrutar. El darse como bien dices, Rafa.
    Y por lo poco que sé...vuestro futuro hijo tiene mucho ganado ya con esta maravillosa mamá y este maravilloso papá.
    Muchos bicos y ánimo, que el reloj sigue andando...aunque no lo parezca.
    Lucía.

    ResponderEliminar