viernes, 22 de agosto de 2008

Con mis compañer@s de trabajo ...

El otro día tuvimos una reunión de trabajo en la que nos planteabamos un proyecto a realizar con fecha de finalización en el primer cuatrimestre del 2009. Una vez consensuado el contenido del mismo, entramos en los pormenores de la planificación y el cronograma de trabajo.
Llegados a este punto, ... y tras pensarlo unos minutos, decidí poner sobre la mesa mi situación de futura mamá en cuanto a la continuidad de mi aportación durante todo el proceso. Así que comenté, que probablemente hacia finales de este año tendría un hijo o una hija, con la consiguiente baja maternal ... dicho esto, la reacción de mis compañeros y compañeras fue muy simpática, porque todos dirigieron sus miradas a mi barriga ... tras unos minutos ... una de ellas se atrevió a preguntar ... pero de cuanto estás? ... cómo vas a tener un niño en diciembre ... si no se te nota nada?
Bueno ... dije yo ... estoy de casi dos años y ... pronto (esperamos) ... empezando las "contracciones" ...
No entendian nada!!!

4 comentarios:

  1. jajajjaaj que bueno me encantaría ver la cara de tus compañeros de trabajo todo un poema jajajajaj

    ResponderEliminar
  2. Si ... la verdad es que estas ma(pa)ternidades de colores nos colocan en situaciones muy graciosas ...
    Saludiños.

    ResponderEliminar
  3. y al contarles como seria tu maternidad como reaccionaron? las caras fueron igual de emocionales?

    ResponderEliminar
  4. Reaccionaron muy bien y el siguiente paso fue una ola de preguntas sobre el proceso: ¿cómo se hace?¿cuánto tiempo llevábamos esperando?¿en qué país adoptábamos? (caras de sorpresa al pensar que el color de piel de nuestro hijo o hija será negro)¿qué edad tendría? etc...
    Suscitó curiosidad, bromas y comentarios positivos (y distendió un poco el clima serio de la reunión). No siempre es así, pero en este caso si.
    Muchas gracias por visitar nuestro blog.
    Un saludo.

    ResponderEliminar