jueves, 14 de octubre de 2010

"Pibao"

Hace un par de meses tomábamos un café en una terracita en la Plaza Real de un pueblo cercano al nuestro ... Nuno y su prima Alba jugaban con otros enanos en la plaza bajo estricta vigilancia de sus papás y mamás ... una pandilla de adolescentes (apiñados) cruza junto al grupito de enanos, en medio de los chavales, todos de piel blanca, un chaval de piel negra ... Nuno, se acerca corriendo a la mesa dónde estábamos y me dice: "mía mamá, mía mamá (mira mamá) ... "pibao" ... Yo alucinaba. "Pibao" es Tibao, un juego on line para niños pequeños, precioso, cuyo protagonista es un niño negro, a Nuno le encanta.
Hoy por la tarde salimos a hacer recados por el pueblo, en una de las calles nos cruzamos con una mamá y su hija, ambas de piel negra ... Nuno las ve y me dice "mía mamá é Nuno, mamá é Nuno" ... yo, que no acabo de entender lo que me quiere decir, le contesto: si, son una mamá y su nena, como mamá y Nuno ... el peque me mira con cara de estanoseentera y seguimos caminando y cruzándonos con diferentes personas ... un poquito más adelante, nos encontramos de frente con una chica de piel negra y Nuno vuelve a decirme "mía mamá é Nuno, mamá é Nuno" ... ahora sí me doy cuenta de lo que me quiere decir, y le contesto: sí Nuno, es una chica negra, una chica de chocolate, como Nuno ... sólo tiene dos años, empieza a ser consciente de la diferencia????? ...

7 comentarios:

  1. Me ha encantado la entrada..que bien refleja la situacion vivida por Nuno...os seguimos desde hace tiempo...Un saludo desde BAdajoz
    JOSE Y GEMA

    ResponderEliminar
  2. Son alucinantes estos enanos!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo15/10/10

    Yo creo que son concientes desde siempre pero no saben expresarlo.
    A partir de los dos años mi hija empezó a decir "mira mamá, es china" cuando veía a otra mujer/niña asiática.
    Aproximadamente con esa edad me dijo que había discutido en la guardería "con un niño marrón" (Dijo "marrón" mientras ponía su dedo en su cara. Queriendo decir "el niño que tiene la cara marrón").

    Hace poco se abrió la puerta de un ascensor y salió de él una guapísima mujer china con un ramo de flores y muy arreglada, mi hijo bio dijo "oooohhhhhh. Mira mamá una china muy guapa!" (él tiene 2.5)

    Algunas veces he oído que los niños no entienden de esas cosas y no se dan cuenta. A mi no me lo parece. Al menos los míos sí notan las diferencias.

    Saludos
    Eva

    ResponderEliminar
  4. Si, empieza a darse cuenta, mi hijo también a partir de los dos añitos le sonreía a los chicos negros que nos encontrabamos por la calle y los saludaba con la manita. Mas o menos a esa edad empiezan a darse cuenta de su color.

    ResponderEliminar
  5. Tanto tiempo sin escribir y se me paso el cumpleaños de Nuno, dalo un besazo, que ganas tengo de conocerlo.
    Felicidades por la boda, por el master y por el trabajo porque con los tiempos que corremos eso es una gran alegria,
    Cuando estudiaba en la Universidad era voluntaria en una ONG y por horas tenía a un niño negro, cuando ibamos por la calle y veía a gente de su raza, los saludaba a todos y se preguntaba el porque de las diferencias. Me daba pena porque durante un año, era todos los días la misma pregunta y no podía responderla yo no era quien para contarle que era adoptado. En su casa decían que era demasiado pequeño, a final de curso cumplio los cinco.
    Los niños lo pillan todo y aunque vengan muy pequeños en alguna parte se guardan recuerdos del pasado.
    Nosotros todavia hoy tenemos que pelearnos con Ander cuando lo tiene que recoger alguien que no está procesado en su lista, tiene un miedo horrible a pesar de ser alguien conocido. A lo mejor ni siquiera guarda un recuerdo sino la sensación de miedo.
    FELICIDADES POR EL HERMANITO QUE VENGA PRONTO

    ResponderEliminar
  6. Es maravilloso que pongais este tipo de entradas. Claro que Nuno ya se da cuenta de las diferencias de color de piel y supongo que le alegra ver que no es diferente, que hay más gente con su mismo color de piel. Besos

    ResponderEliminar
  7. Primera semana de colegio, Pablo no ha cumplido tres años. Llega a casa, pone el brazo encima del de su padre, y le suelta con su lengua de trapo: "¿ves, papá? No somos iguales, tú eres blanco y yo soy negro". A la semana siguiente, llegó todo compugido y nos dijo que él no podía jugar al Capitán Garfio porque el Capitán era blanco y él negro.
    En fin, al siguiente que me diga que por se pequeño no se entera, le voy a soltar una fresca .....

    ResponderEliminar