jueves, 19 de marzo de 2009

Reflexiones de una educadora social ...

Desde que comenzó la campaña política al Parlamento Gallego, el personal del Consorcio Galego de Igualdade e Benestar, y hago referencia a los centros para personas mayores, hemos sido atacados vilmente por políticos y medios de comunicación. Después de todo lo sucedido creo oportuno colgar este post en mi blog, para por lo menos desahogar mi indignación ante tan imprudentes ataques, en los que se lanzaron bofetones de críticas a personas que estamos trabajando desde hace años por y para las personas mayores gallegas.

El trabajo con este colectivo ya es duro por sí mismo, tratamos casos, problemáticas duras, muy duras, nos enfrentamos día a día a la despedida de PERSONAS, intervenimos en situación de crisis que embargan nuestras emociones y muchas veces las de los que nos rodean, pero ... también es cierto que vivimos con la sensación de estar haciendo algo de valor, de estar realizando una labor muy recompensante en el día a día, muchas veces incluso por el único pago de una SONRISA, ¿OS PARECE POCO? ... Pues bien, estoy hablando lo que nos mueve interiormente a seguir adelante a pesar de los salarios irrisorios a los que hasta ahora teníamos acceso, a los 800 míseros euros (en el mejor de los casos) que cobra un titulado medio por una jornada completa (un/a fisioterapeuta, un trabajador/a social, un/a terapeuta ocupacional, un enfermero/a, un educador/a social) por ejercer un trabajo de gran responsabilidad, con horarios que nada tienen que ver con los de muchos funcionarios públicos, e incluso en numerosas ocasiones en jornadas semanales de 10, 12 horas ... evidentemente aun peor remuneradas, pero así fijadas por el convenio de centros de atención a personas mayores.

Cuando nos presentamos al primer concurso oposición, mucha gente no quiso apostar por el trabajo con personas mayores, no estaba dispuesta a abandonar o cambiar puestos estables en otros sectores o ámbitos mucho mejor pagados, por venirse a trabajar en una emergente red de centros públicos de atención a personas mayores. Mientras, otros, decidimos seguir apostando por esa emoción que día a día hace luchar por una mejor atención a nuestros ancianos, luchar por esas SONRISAS, POR DIGNIFICAR EL FINAL DE SU VIDA.

Pués bien, pasamos un primer proceso selectivo, un concurso oposición para conseguir una plaza laboral temporal, en el que tras aprobar un examen teórico, tuvimos que superar una entrevista practica, ante un tribunal compuesto por representantes de los ayuntamientos, de las delegaciones provinciales y del consorcio, que evaluaron nuestra capacidad resolutiva y de respuesta. Por otra parte, se puntuó nuestra experiencia, formación, especialización ... a través de un concurso de meritos.

Ni que decir tiene, que esta selección la superamos muchos profesionales que llevábamos trabajando mucho tiempo y en condiciones muy precarias (pero en lo que nos gusta) Y lo mejor de todo es que fuimos capaces de montar una red pública de centros de atención a personas mayores en Galicia, en la que somos capaces de dar una alta calidad de cuidados a este colectivo, hecho que, a la vista está, en todas y cada una de las encuestas de satisfacción anónimas realizadas a nuestros usuarios (mayores, familiares, cuidadores formales e informales ...) ¿Realmente creeis que esto seriamos capaces de hacerlo, de sentirlo, de vivirlo si nuestras plazas nos las hubiesen dado simplemente por amiguismo?

Yo creo que no, y no solo eso, sino que después de doce años trabajando en este sector, tengo muy claro que para trabajar con mayores no basta un salario, hace falta vocación, ilusión, esfuerzo, es necesario enternecerse con la profundidad de miradas arrugadas por los años, ganas de ir y dar lo que muchas veces la familia por si sola no consigue... Mucha gente me pregunta si no preferiría trabajar con otros colectivos "más alegres" ... os aseguro que nada me alegra mas que la mirada de alguien, que a pesar de no ser capaz de recordarte, te sonríe asociándote a algo positivo, nada me da mas vida que los años vividos, las experiencias la sabiduría que muchas veces olvidamos que las personas mayores tienen. ¿De verdad creeis que seria capaz de sentir esto, ejerciendo un trabajo regalado?

El Consorcio nos ofreció la posibilidad de mejorar nuestra situación laboral, nos ofreció más recursos, podimos opinar a cerca de lo que creemos mejor para las personas mayores que cuidamos, nos dan voz, nos permitien duplicar esfuerzos vetados en la privada por criterios meramente economicistas.

Yo quiero que cuando sea vieja me cuiden como estamos cuidando, os lo aseguro. No quiero que me aparquen en una esquina, que me den de comer, que me aseen con caras largas y de asco y me digan que estoy bien cuidada. Quiero que me ofrezcan un medio de interacción, que cojan a mi familia de la mano para amortiguar el peso de mis cuidados, que me transmitan alegría y satisfacción, quiero sentirme DIGNA en mi vejez.

Lo que se pretende hacer ahora es modificar todo esto, deshacer lo hecho, desandar el camino andado, tirarlo al suelo y pisotearlo, por eso decido escribir esto, ... dejémonos de políticas, de intereses privados y admitamos el trabajo bien hecho permitiendo que se continue haciendo. Llámenle Consorcio o llámenle lo que quieran, pero que nos permitan trabajar en condiciones dignas por aquello que nos gusta, que es atender a PERSONAS MAYORES y luchar día a día por una de esas SONRISAS ...

http://avozdevilalba.blogspot.com/2009/03/reflexions-dunha-educadora-social.html
http://www.elcorreogallego.es/opinion/cartas-al-director/ecg-h/consorcio/idEdicion-2009-03-12/idNoticia-405041/?alerta=122#formComentario

9 comentarios:

  1. Hola Paloma! Cuanta razón tienes, qué manía de moverlo todo... Oye, aquí estamos inmersos en esto de los consorcios, me interesaría mucho hablar contigo. Si tienes un segundín, envíame un mail: mariajosemp @ terra.es
    Es fantástico ver cómo gente como tú sigue ilusionándose con un trabajo duro, pero tan gratificante.
    Animos...
    un beso,
    mariajo

    ResponderEliminar
  2. HOla Paloma
    Estoy totalmente de acuerdo contigo, yo trabajo con niños con NEE (necesidades educativas especiales), mucha gente también me comenta lo mismo que a ti, pero yo siempre digo que , aunque es duro, es muiy gratificant. Cunado estás con estos niños no tienes tiempo para sentir pena, vives con ellos y ries con ellos. Una sonrisa vale un mundo.
    Entiendo tu indignación porque algo hoy por la tele de lo que opina el PP del tema del consorcio.
    Espero que no te perjudique porque yo también sé que es luchar por una oposición, y si tú la pasaste con todo tu esfuerzo, es una plaza muy bien merecida.
    Paloma, necesitamos gente que quiera dedicar su vida a trabajar con las personas mayores o con deficientes, ¿Qué sería entonces de ellos?. LA mayor parte de la gente va a lo cómodo, un despacho donde se trabaje poco y se cobre mucho. Yo prefiero estar ahí, sentirme útil al ayudar a alguien.
    HAces bien en hablar, no sé lo que nos espera...
    Te deseo muhca suerte con tu juicio y ojalá muy pronto podáis estar ya de regreso con Nuno, estamos deseando conocerlo.
    Besos
    Kris

    ResponderEliminar
  3. Tambien trabajo para las personas mayores, pero en mi caso en Castilla La Mancha, entiendo perfectamente la recompensa emocional que tiene tu trabajo y no se puede medir en términos mercantilistas. Lamento profundamente que criterios seudo políticos interfieran en el trabajo técnico bien hecho, solo por destruir lo que otros construyeron es una pena. Espero que todos juntos, profesionales, personas mayores y familias podáis impedir ese desatino.
    Besos y suerte en el juicio y la oposición si es que sigue adelante.
    Mar

    ResponderEliminar
  4. Paloma,
    siempre he admirado vuestra labor, en especial cuando se hace con tanto amor al trabajo y a las personas.
    Desde aquí todo mi apoyo y un fuerte abrazo!
    y si hay que firmar en algún sitio me avisas y se firma...
    besos

    ResponderEliminar
  5. Anónimo19/3/09

    Pois máis do mesmo...eu só levo tres anos acompañando a persoas maiores...e que dure!!.
    Bicos e ánimo. A política sempre e de todos lados é moi sucia. Non nos merecemos estos gobernantes.
    Non queda nada para o mellor da vida...
    Bicos.
    Lucía.

    ResponderEliminar
  6. MERCHI19/3/09

    Hola Paloma,

    Me encantó tu carta y me alegro que sigas trabajando con los mayores. Yo lamentablemente ya no sigo en el sector. Circunstancias de la vida ! Espero poder volver algun dia ya que hecho mucho de menos a mis abuelitos.
    Con respecto a tu carta deberian leerla los petardos del PP de Galicia + los periodicos La Voz de Galicia y El Mundo que son los que durante la campaña electoral Gallega se dedicaron a contar mentiras y sobre todo sobre el Consorcio y las oposiciones y a distorsionar la realidad. Pero bueno vistos los resultados de las elecciones las mentiras y calumnias siguen funcionando lamentablemente !
    Un beso de tu ex compi del grupo de xerontoloxia del Colexio de Educadores Sociais de Galicia.
    Merchi

    ResponderEliminar
  7. Paloma tu carta me ha encogido las tripas; porque sé de primera mano de tus desvelos por ser la mejor profesional, de gastar más en formación que el mísero salario que pagan... se todo lo que has luchado por ofrecer el mejor trato y también se que gracias a ti se reconoce y respeta a los educadores en los centros de mayores. A veces sufrimos la política es así, los nuevos sienten la necesidad de romper con todo lo de antes sin ver realmente el bienestar de la sociedad solo por el ámimo de ir en contra de...
    Bueno aunque hace mucho que no nos vemos mucha fuerza par resistir los enbites de nuestros políticos, la razón y la justicia están de tu parte

    ResponderEliminar
  8. Graciñas Paloma por vuestra dedicación y todavia hay personas que trabajan en silencio dentro de hogar cuidando a sus personas mayores, es el caso de mi madre y mi padre, ambos ya con 80 años y cuidando a una tia materna de 96 años, no tienen ni sábados, ni domingos, no hay vacaciones, todo es a jornada completa y su única alegría es la visita nuestra.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo23/3/09

    Es de reconocer a una profesional cuando se la lee. No cabe duda del duro camino recorrido, en favor de otras personas, personas en las que todos nos convertiremos algún día con los años y ojalá recibamos el mismo trato.
    Hay mucha otra gente que también siente como "tú" y tiene igual derecho a acceder a un puesto de empleo público, basta con que mires este enlace para darte cuenta de cuántos miles y miles de gallegos y gallegas quieren acceder a un puesto como el tuyo y, más aún en tiempos de crisis:
    http://www.xunta.es/rcp/listas/rcp_opo/opo_principal.jsp
    Gente que trabaja, tiene hijos e intenta en el escaso tiempo que le queda acceder a un puesto como el tuyo.
    Por supuesto que tú te has ganado el puesto pero hay mucha otra gente que no, gente que simplemente por estar vinculada a un partido político se "lo ha llevado", gente que nunca ha pisado una academia de oposiciones.... No es justo.
    No pretendo minusvalorar tu trabajo, en absoluto, pero sí los procesos selectivos del Consorcio, ¿dónde se ha visto que la entrevista personal valga un 30% en un proceso selectivo público? (a no ser en ayuntamientos claro... donde el enchufismo lamentablemente está por encima de la dedicación y el entusiasmo en el trabajo....).
    El Consorcio es una idea muy bien planteada, aunque igual no funcione todavía todo lo bien que debiera, pero el acceso del personal debe ser "limpio", deberían hacer un proceso selectivo de acceso libre y otro paralelo de Consolidación (como en cualquier proceso de funcionarios de cuerpos generales), porque ¿te has parado a pensar cuántos educadores y educadoras como yo trabajamos en algo que no es nada de lo nuestro, en una panadería, en un súper, ....??
    ¿Acaso yo, por no haber tenido oportunidad de ejercer, no tengo derecho a acceder en igualdad de oportunidades?.
    Si lo hiciesen así, lo que ya estáis, opositaríais por Consolidación con todas las de ganar, pero al mismo tiempo los que han tenido oportunidad podrían demostrarlo en un proceso público legal, de libre acceso, donde demuestren sus conocimientos y ganas de trabajar, sin entrevistas ni concursos.
    Repito, no te ofendas, visto tu blog, está clara tu vocación. Pero eso no quita que hay mucha gente "enchufada" vilmente.
    Me gusta mucho tu página, animas a gente como yo que hace mucho tiramos la toalla.
    Fany.

    ResponderEliminar